Contacta connosco no mail bibliotecatrazo@yahoo.es



sábado, 14 de diciembre de 2013

El Cristo de la calavera, una leyenda toledana, de Gustavo Adolfo Bécquer

                                                                 



Foto: picasaweb.google.com
Por Cristina Deus García y Belén García Lijó (4º ESO)


   Esta leyenda nos gustó, pero otras leyendas como El Monte de las Ánimas La Rosa de Pasión nos gustaron más. Lo que más nos sorprendió fue que al final Alonso y Lope no se acaban peleando. Pensábamos que se iban a batir en un duelo a muerte y que iba a morir uno de ellos como suele suceder en muchos relatos. El detalle de la luz que se apagaba me gustó mucho; es bastante original. 
     
      

        Los personajes principales son: 

    - Alonso de Carrillo: Es uno de los protagonistas y es un personaje redondo e individual. En la historia no se dice nada de su aspecto físico. Primero comenta que está enamorado de Inés, pero a la vez es amigo de Lope. Después se enfada con él y al final de la historia vuelve a ser amigo suyo. El motivo por el que actúa así principalmente es por el amor que siente hacia Doña Inés.

      - Lope de Sandoval: Es el otro protagonista y también es redondo e individual. En la historia no dice nada de su aspecto físico. También está enamorado de Inés, aunque es muy amigo de Alonso. Luego se enfada con él y al final vuelve a ser amigo suyo. El motivo por el que actúa así principalmente es por el amor que siente hacia Doña Inés.

     - Doña Inés de Tordesillas: Es la antagonista, personaje redondo e individual. A ella la describen como a la reina de la hermosura y que deslumbraba hasta a los ancianos; todos la miraban. Al principio de la historia es creída, ya que está acostumbrada a que todos los hombres le vayan detrás y se cree superior a los demás. Al final de la historia ella es la que acaba avergonzada.

·
El narrador es externo , en 3ª persona del singular. El narrador no es un personaje de la historia sino que cuenta los hechos desde una perspectiva ajena, como si estuviera observando las situaciones en todo momento, pero sin intervenir en ellas. Es omnisciente ya que sabe lo que piensan y sienten los personajes: “…Estaban pálidos e inmóviles…”. En algunas ocasiones la omnisciencia es editorial, el narrador expresa su opinión mediante comentarios, valoraciones o preguntas retóricas, como muestran los siguientes ejemplos: “A pesar de su carácter altivo y desdeñoso” o “¿Qué dijo aquella voz medrosa y sobrehumana?”
·         
El tiempo externo se corresponde a la época medieval. Más concretamente sucede en la época de la Reconquista de la Península Ibérica (722-1492). Los tiempos lejanos, exóticos eran los preferidos por los románticos, con el fin de evadirse de la propia realidad, a la que rechazaban por injusta.

El tiempo interno sería menos de un día, el tiempo que va desde la tarde hasta la mañana siguiente. Porque los hechos que se narran se dividen en tres partes:


-   El primer hecho que se narra es el sarao.

-   En el segundo hecho explica la pelea de los dos jóvenes. La duración de esta batalla es el momento de una noche.


-  Y el tercer hecho explica como finaliza la leyenda, cuando los jóvenes se marchan a la guerra a la mañana siguiente.

·     

La acción se desarrolla en un espacio real, la ciudad de Toledo, España. 
  
Foto: es. wikipedia.org
El rey de Castilla iba a marchar a la guerra contra los moros, pero la noche antes del día señalado para la marcha, se celebra un sarao en el alcázar de los reyes. Había muchas damas bellas, pero entre ellas destacaba doña  Inés de Tordesillas, una mujer bellísima por la que suspiraban en secreto todos los hombres. Entre dos de ellos, esa noche hubo una gran tensión, por lo que deciden quedar a medianoche para así batirse en un duelo y decidir quién se quedaba con Inés.

Buscando un lugar en el que pudieran ver algo, llegan hasta la calle del Cristo, donde hay una imagen de este con una calavera a su pie, y un farolillo alumbrando, mas cada vez que sus espadas se tocan la luz del farolillo se apaga por lo que al final acaban entendiendo que Dios no quería que se produjera ese combate.

Así, deciden ir junto a doña Inés para que sea esta la que escoja. Pero cuando llegan, ven salir del balcón un hombre. Entonces ambos prorrumpen en una carcajada ruidosa que resona en toda la plaza. Al día siguiente cuando marchaban los caballeros a la guerra, todos la miraban con una sonrisa burlona. Además Lope y Alonso, le dirigieron una significativa sonrisa cabalgando juntos, y entonces Inés entendió lo de las carcajadas de la noche anterior.


Este relato nos ha transmitido varias emociones:

-          Diversión: el comienzo del relato, cuando describe el sarao y todo lo que hacen nos parece muy entretenido y divertido. Nos dan ganas de estar allí, ya que dice que unos preparan sus armas, otros cantan, otros saludan alegremente, otros ríen…

-          Incertidumbre:  no sabes cómo va acabar la historia ni que va pasar entre Alonso y Lope hasta el final.

-          Rabia: yo siento un poco de rabia al ver como Alonso y Lope se llegan casi a matar por una mujer que no le hace ningún caso y que al final incluso resulta estar con otro.

-          Terror y miedo: cuando describe el camino que toman para llegar a la calle del Cristo el narrador crea un ambiente tétrico y una atmósfera de terror. Además el elemento de la calavera al pie del cristo, le añade todavía más. El detalle de las carcajadas que se extienden, también es otro detalle que provoca miedo.



  Prosiguieron, pues, cruzando al azar plazas desiertas, pasadizos sombríos, callejones estrechos, y tenebrosos, hasta que, por último, vieron brillar a lo lejos una luz, una luz pequeña y moribunda, en torno de la cual la niebla formaba un cerco de claridad fantástica y dudosa.

       El primer movimiento de los dos jóvenes fue llevar las manos al puño de sus espadas; pero deteniéndose como heridos de una idea súbita volvieron los ojos a mirarse, y se hubieron de encontrar con una cara de asombro tan cómica, que ambos prorrumpieron en una ruidosa carcajada que repitiéndose de eco en eco en el silencio de la noche, resonó en toda la plaza y llegó hasta el palacio.





Nuestra cita favorita es la que describe a la perfección la gran belleza que poseía Inés de Tordesillas.

 Nos encanta la forma en que Bécquer lo redacta; nos parece un gran escritor.  

        Pero entre esta juventud brillante y deslumbrador, que los ancianos miraban desfilar con una sonrisa de gozo, sentados en los altos sitiales de alerce que rodeaban el estrado real, llamaba la atención, por su belleza incomparable, una mujer aclamada reina de la hermosura en todos los torneos y las cortes de amor de la época, cuyos colores habían adoptado por emblema los caballeros más valientes; cuyos encantos eran asunto de las coplas de los trovadores más versados en la ciencia del gay saber; a la que se volvían con asombro todas las miradas; por la que suspiraban en secreto todos los corazones; alrededor de la cual se veían agruparse con afán, como vasallos humildes en torno de su señora, los más ilustres vástagos de la nobleza toledana, reunida en el sarao de aquella noche.




·        

No hay comentarios: