Contacta connosco no mail bibliotecatrazo@yahoo.es



jueves, 28 de abril de 2011

Ortografía froiteira divertida


Visto no blog da Señorita Puri


El caso es que resulta que al lado de mi casa hay una frutería china, donde deuda no sé si hay, pero dudas todas y más cuando ves sus carteles escritos en un dialecto extraño, prueba viviente e irrefutable de que Confucio no sólo inventó la confusión, sino que su pueblo prosigue en el empeño. Aquí algunas muestras.


Uva nergla. La uva nergla es como la uva brangla pero más oscura. Se escribe de esta forma porque así es como se pronuncian las cosas cuando te comes 12 uvas de la suerte completamente pedo en Nochevieja y siguiendo el ritmo espídico de un reloj de hace 400 años. Las consecuencias, pues, suelen ser catastróficas. Sin ir más lejos, nuestro Rey se atragantó con las uvas una vez y mírale ahora, dieno de odgudio, sadisfación y uvas de la suedte.


Colifro, 1 € piza. Aquí yo tengo dos teorías. O es abreviatura de cólico nefrítico, o es una pizza de coliflor. Me inclino más por la segunda. Desde que vi el chopped con la cara de Mickey Mouse (¿a quién se le ocurre pintar un ratón en un alimento?) me creo cualquier cosa.


Rechugal isebe unida. Le falta el jamás será vencida. Rechugal suena a onomatopeya de estornudo, y el isebé es contra lo que chocó el Titanic pero contado por un andaluz, o sea, lo que viene siendo “una jartá de hielo”. Y claro, como hacía tanto frío se resfrió, por eso lo del estornudo. Claro.


Quisante y pimiento patera. Aquí entramos en la nave del misterio pura y dura. Después de pensarlo mucho, mi opinión es que el quisante es una mezcla entre un quiste y un guisante. Es decir, parece un guisante pero está lleno de grasa. Lo que viene siendo un grano pusero pero en versión gourmet. Es la típica cosa que te da mucho asco, pero que si te lo presenta Ferran Adrià con una factura de 400 €, se te hace el culo pesicola y corres a contarlo a los amigos en el Club de Golf.
El pimiento patera tiene su origen en la triste historia de unos ajos que querían huir de su invernadero en Murcia, y no podían hacerlo en autostop porque los ajos no tienen dedo y no les paraba nadie. Después de horas a pleno sol, apareció un pimiento que les dijo: Venga, subid, que os llevo. Y los ajos se subieron y en el camino, de la solanera que les pegaba, se fundieron vivos, y de ahí salen los pimientos con ajo que veis en los botes al vacío. Fin.


Naranja mesa. Es lo último en mobiliario de diseño. Tienes la naranja mesa, el pomelo silla y el kiwi chaise longue. En mi barrio han puesto un cacho de piedra en mitad de la acera y según el alcalde eso es un banco.


(Cousas similares atopamos @s profes nos vosos escritos máis a miúdo do que nos gustaría. Coidadiño co que escribimos!!)

No hay comentarios: