Contacta connosco no mail bibliotecatrazo@yahoo.es



viernes, 19 de diciembre de 2014

El diario amarillo de Carlota

Imagen: www.casadellibro.com
Por Sandra Noya Redondo de  4º ESO

En la portada aparece una chica con una chaqueta amarilla. La chica es Carlota, la protagonista del libro, y la chaqueta amarilla representa el título del libro. El amarillo es el color que en los semáforos  representa la precaución, que es como hay que andar como estas sustancias.

Marcos es el hermano de Carlota, tiene unos años menos que ella. Él va a ir a una fiesta y unos compañeros de clase le dijeron que se tenía que fumar un porro para estar con ellos. Como no sabe qué hacer y no sabe  mucho de las drogas, solo que son malas, decide pedirle consejo a su hermana. Ella se dio cuenta de que tampoco sabía mucho más de drogas así que decidió hacer un diario para ayudar a su hermano.
Fue buscando información, hablando con mayores como su vecina, con la que se llevaba bien,  con algún familiar de gente que murió por causa de las drogas, le escribía a su tía Octavia, la cual consiguió que pudieran hablar con jugadores de fútbol profesionales y alguna la sacó de internet y miraba un blog llamado Dama Blanca.
Al final del diario, Marcos y Carlota ya sabían qué hacer. Llegaron a la conclusión de que si unos amigos te hacían fumar un porro y tú no querías, hay que cambiar de amigos, ya que no son buena compañía.


Me gustó mucho este libro. Me gustó porque tiene una parte de narración, como una historia de una niña de nuestra edad con sus problemas, pero también tiene una parte en la que pone las estadísticas, como por ejemplo, cuál es la droga más consumida y a qué edades.
También me gustó, porque no  dice lo mismo de siempre: las drogas son malas, no se pueden consumir porque te vuelves adicto… sino que dice que cada uno reacciona de una manera diferente a cada sustancia y explica una serie de cuestiones que no me plantearía de sus efectos.



Me gusto mucho la complicidad que tiene Carlota con su tía y con una de sus abuelas. También la complicidad en la forma de actuar de Carlota y su hermano, aunque diferente a la que tiene con su tía y con su abuela.

No hay comentarios: